archidona_en aquellos tiempos


0000

Archidona, los primeros pobladores

historia de Archidona, libro de Ricardo CONEJO RAMILO - 1973

  

Capitulo 1

 

PRIMEROS POBLADORES

Parece ser cierto que en el principio de la historia de nuestro pueblo, fueron los túrdulos (1) los que establecieron la primera población en Archidona; si no con este nombre y en el mismo y exacto lugar, si con la suficiente capacidad para poder perpetuarse hasta la fecha, siguiendo con ello una trayectoria histórica que hace posible considerar la actual ciudad de este nombre, como continuadora, después de los siglos, de aquel establecimiento en nuestro suelo de los primeros poblados túrdulos (2).

 

Este pueblo túrdulo era considerado por Estrabón (3) como de la misma raza de los turdetanos (4) y, en un principio, ocupó gran parte de la provincia de Jaén y la casi totalidad de las de Málaga y de Granada y parte de las de Córdoba y Sevilla. Vecinos de los oretanos, de los bástulos y de los célticos, los túrdulos gozaban de un nivel cultural bastante más elevado que sus convecinos; parece ser que entre ellos existía la gramática, que se regían por leyes antiquísimas, que no ponían en práctica las costumbres salvajes de sus enemigos y que, al llegar a nuestro suelo, abandonaron la vida nómada, escogiendo para su vida sedentaria aquellos lugares más fértiles y más a propósito para defenderse de los enemigos (5).

 

Cuenta Silio Itálico que, algunas de estas tribus salvajes, abandonaban los cadáveres al aire libre para que, al ser pasto de las aves, las almas de los difuntos subieran hasta el cielo. Esto es la única noticia, sobre las creencias religiosas, que se puede contar de aquellos posibles y primitivos pobladores de Archidona (6).

 

Según las consideraciones de Estrabón (7), se deduce que, la civilización túrdula, se remonta a más de seis mil años antes de la creación del mundo. Como esta conclusión resulta absolutamente ilógica, siguiendo la autorizada de Lafuente Alcántara, es razonable admitir que, los años a que refiere Estrabón, pudieran muy bien ser de menos de doce meses con lo cual, aparte de justificar las deducciones de Estrabón, no se deja por eso de apoyar la antigüedad de la civilización túrdula.

 

No obstante lo dicho, hay que admitir que, esta primitiva civilización de los túrdulos fue, más que nada, una civilización comparativamente hablando y teniendo en cuenta la barbarie de las tribus circunvecinas. Posiblemente estas primeras poblaciones establecidas en nuestras comarcas, fueron las que llamaron la atención de aquellos marinos griegos que, mil quinientos años antes de J.C. (8), al visitar nuestro suelo, se sorprendieron del contraste que ofrecían los túrdulos al comparar sus costumbres y sus leyes con el salvajismo de los habitantes de las costas del Mediterráneo (9).

 

Nada tiene de extraño, pues, que los griegos situaran en nuestras comarcas los Campos Elíseos y que aquí pacieran los rebaños de Gerión, celebrados por Homero y Anacreonte; que alguien situara en nuestra patria el famoso Jardín de las Hespérides; que fuera Andalucía, según la épica romana, la patria chica de Ulises; que Homero situara aquí, el tribunal inflexible de Minos y Radamante, y los reinados de Hispan, Héspero y Atlante; que los dioses Baco y Pan aparecieran entre nosotros y que, en fin, las hazañas de Hércules, tuvieran por primer escenario la parte más inferior de la Península Ibérica (10).

 

Hay que reconocer que esta favorable opinión que hubieron de merecer los primeros pobladores de nuestro suelo, estuvo bastante influida, no solamente por la relativa civilización de que se trato en los párrafos anteriores, sino también, y principalmente, por la geografía de nuestra comarca, la fertilidad del terreno, la dulzura del clima, la abundancia de caza, y, hasta la belleza de sus perspectivas, que hubieron de influir, sin duda, en la apreciación de aquel contraste del que, un día, hace más de mil quinientos años, los marinos griegos que visitaron el sur de nuestra Península, hubieron de hablar a los suyos cuando regresaron a su patria.

 

 

La organización política de estas primitivas tribus que poblaron el antiguo reino de Granada, aunque muy elemental, tenía de característico el depender cada una de ellas de una especie de capital en donde se celebraban asambleas (11), presididas por el más anciano, en las cuales, se trataba de los asuntos más importantes de la tribu (12). La capital de los túrdulos estuvo en Córdoba (13) que, según algunos historiadores, fue capital de toda la Turdetania. A esta capital correspondían, además de Archidona, Bailen, Santa Potenciana, Los Villares, Porcuna, Martos, Elvira, Huéscar y Alhama (14).

 

La primitiva población túrdula, que con el tiempo se iba a llamar Archidona, no ha dejado vestigios de su emplazamiento (15). Esto no es de extrañar teniendo en cuenta que, según Plinio (16), las edificaciones túrdulas, aparte de su sencillez y relativa solidez, estaban hechas de tierra amasada; material que se presta poco a su conservación. También hay que tener en cuenta las diferentes invasiones que sucesivamente fueron ocupando estos territorios, así como las muchas revoluciones y batallas que hubieron de organizarse entre las distintas colonizadoras, pues, si bien es verdad que los individuos de la misma tribu se confiaban entre si, no es menos cierto que las luchas entre tribus diferentes, aparte de originar los perjuicios materiales imaginables, llevo consigo el debilitamiento de aquellos primeros españoles que, por esta, y otras muchas causas, fueron, un día, colonizados por los fenicios.

 

NOTAS

 

(1)     Lafuente Alcántara, en "Historia de Granada", tomo 1, Granada 1904

 

(2)     El manuscrito "Noticias Históricas de la Villa de Archidona", que se conserva en el Archivo del Excelentísimo Ayuntamiento de Málaga, dice: "…su fundación - la de Archidona - es de túrdulos andaluces mucho antes de nuestra humana redención".

 

(3)     Medina Conde, en "Conversaciones Históricas Malagueñas", tomo 1, Málaga 1789, dice: "Estrabón escribe que en un tiempo el comercio de andaluces era activo, porque ellos mismos transportaban a Italia, Roma y África sus frutos y producciones en naves propias, construidas por sus manos, y de madera de su tierra. Esta es muy regular la produjesen los espesos bosques, montes y serranías de Vélez, Antequera, Ronda, Marbella, Archidona, Casares, y otras partes..."

 

(4)     Véase Schulten, "Tartessos", Madrid 1945, y Lafuente Alcántara, obra citada.

 

(5)     Lafuente Alcántara, obra citada.

 

(6)     Silio Italico, lib. 3°, citado por Lafuente Alcántara

 

En "Fontes Hispaniae Antiquae", fasciculo VIII, "Las fuentes desde César hasta el Siglo V después de J.C.", por Grosso, Barcelona 1959, puede leerse: Noticias de Claudio Eliano. "Los vacceos son una tribu ibérica que habitan el valle inferior del Duero. Según esta interesante noticia la de que incineraban a los que habían muerto de una enfermedad consideraban la muerte natural como poco honrosa. A los que habían muerto en el combate de una manera honrosa los dejaban devorar por los buitres que eran considerados sagrados… lo mismo relata Silio Itálico de los celtiberos…"

 

(7)     Estrabón, libro 3°, Cortés y López en sus notas a Rufo Festo Avieno, ambos citados por Lafuente Alcántara.

 

En "Fontes Hispaniae Antiquae", fascículo VI, Estrabón, "Geografía de Iberia", por Schulten, Barcelona 1952, se puede leer: "Entre estos figura también Polibio, diciendo que los túrdulos son los vecinos de los turdetanos por el norte. Pero hoy no se manifiesta diferencia alguna entre las dos tribus. Los turdetanos resultan ser los más cultos de los iberos y tienen escritura y escritos históricos en prosa y poesía, y leyes en forma métrica, que, según se dice datan de seis mil años"

 

(8)    Schulten en la obra citada "Tartessos", escribe textualmente: "Aproximadamente hacia el año 700         empezaron los focenses su navegación a occidente".

 

(9)    Lafuente Alcántara, obra citada.

 

(10)  Lafuente Alcántara, obra citada; Pi Margall, "España, sus monumentos y artes. Su naturaleza e historia, Granada, Jaén, Málaga y Almería", Barcelona 1885; Bisso, "Cronica de la Provincia de Malaga", Madrid 1869.

 

 (11)  A estas reuniones, los romanos la llamaron Concilium, y de ahí deriva la voz concejo. Estrabón, libro 38 citado por Lafuente Alcántara.

 

 (12)  Pi Margall, obra citada.

  

 (13)   Pi Margall y Bisso, en las obras citadas.

 

 (14)    Pi Margall, obra citada.

 

 (15)    Tal vez pudo haber estado situada esta primitiva población archidonesa en la parte comprendida entre el actual cementerio y el principio de la cuesta de la carretera de desviación.

  

 (16)   Lafuente Alcántara, obra citada.


2018 06 03



el lugar

genealogia

en aquellos tiempos 

_ 0000 archidona, los primeros pobladores

0000 historia - ayuntamiento de archidona

actualmente

 

familias consideradas:

rodas (sanchez)

 

localidades asociadas:

macharaviaya

 

chillán

concepción 

___

 

archidona